Espacio de diagnóstico, tratamiento y seguimiento.

Un espacio de diagnóstico, tratamiento, seguimiento y medicación para los afectados y los padres de los afectados. Se trata de dar apoyo emocional, herramientas y recursos psicoeducativos a los afectados y a los padres de los afectados con TDAH y patologías comórbidas: Dislexia, Discalculia, Dificultades de lectoescritura, que suelen estar desbordados por las dificultades educativas y emocionales que conlleva el/los trastorno/s.

Estos trastornos repercuten directamente en la dinámica familiar, desestabilizando a menudo las relaciones familiares, con todas las consecuencias negativas que ello conlleva para todos los miembros de la familia y especialmente para el afectado.

 DESCRIPCIÓNES DE LOS TRANSTORNOS MAS FRECUENTES.

Tdah:

Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad. La etiología es biológica (Influencia hereditaria) y/o ambiental asociada a la estimulación recibida los primeros años, que favorece las funciones cognitivas y la atención activa. A los niños y niñas que presentan este trastorno les cuesta concentrarse y mantenerse quietos; reaccionan con mayor impulsividad. A veces, el problema reside en que los padres y madres no suelen asociar los síntomas con el trastorno. El TDAH es una dificultad de aprendizaje que permanece también en la vida adulta, sin embargo, tratando las áreas afectadas con técnicas de reeducación, la mejoría es notable y suelen promocionar en el ámbito académico. Por otro lado, el síndrome TDA refiere a niños/as que tienen dificultades para mantener la atención cuando la tarea no es muy motivador

Trastorno negativista desafiante:

El niño o niña que padece este trastorno desafía casi todas las órdenes y demandas de sus padres, profesores y amigos más conocidos. El niño/a se muestra más desafiante cuanta más confianza tenga con su interlocutor. Se puede mejorar el trastorno con la atención adecuada de un/a terapeuta, el tratamiento, con frecuencia consiste en sesiones de entrenamiento activo y autocontrol. Es fundamental el asesoramiento de los agentes educadores y apoyo, si lo requiere, farmacológico.

Disgrafía:

Los niños y niñas con disgrafía escriben de manera muy defectuosa y resulta muy difícil reconocer lo que se quiere expresar. Es necesario proporcionar a este niño/a una reeducación específica de destreza motora, para la correcta habilidad de expresión gráfica.

Discalculia:

La Discalculia consiste en una baja capacidad para realizar operaciones de cálculo. Suele llevar bastante tiempo su detección, ya que estos niños/as no presentan un retraso mental, y cuando los padres y madres revisan las notas observan que en matemáticas han obtenido puntuaciones negativas, sin embargo, en el resto de asignaturas las notas son buenas o dentro de la norma. Es importante detectar el problema y aplicar las sesiones de reeducación necesarias.

Dislexia:

Los niños y niñas que presentan Dislexia tienen con frecuencia dificultad para leer y escribir. Suelen cometer errores como omitir letras, o cambiarlas de orden. Es necesario que estos niños/as reciban un tipo de ayuda especial para no ver afectados sus resultados en la escuela. Realizar actividades especificas de lectura y/o escritura favorece la reducción del problema.

Trastorno de aprendizaje no verbal:

El trastorno de aprendizaje no verbal consiste en la incapacidad de los niños y niñas en comunicarse mediante gestos y suelen presentar conductas extrañas. A menudo se les tacha de “mal educados”, problemáticos e inmaduros. Lo cierto es que estos niños tienen serios problemas para adaptarse en un contexto social, y por tanto necesitan ayuda para corregir sus dificultades. El Trastorno de aprendizaje no verbal mejora con técnicas de reeducación, sin embargo es conveniente combinarlo con habilidades sociales.

Problemas de memoria:

Dificultad de aprendizaje que se caracteriza por presentar los siguientes comportamientos en el aula; progreso académico lento, olvido de las instrucciones, errores en la realización de actividades que exigen almacenamiento y procesamiento simultáneo, pérdida en la ejecución de tareas complejas o no retención de aprendizajes.

 Trastorno del razonamiento verbal:

Los niños y niñas que padecen Trastorno de razonamiento verbal muestran desequilibrios a la hora de debatir cuestiones, exponer argumentos oralmente y escaso vocabulario. Para paliar estos problemas es fundamental ejercitar el razonamiento verbal del niño/a mediante actividades concretas.

 Trastorno del razonamiento numérico:

Cuando un niño/ presenta problemas en el razonamiento lógico-matemático, le resulta más complicado de lo normal utilizar la información que se le otorga para poder resolver el problema. Trabajando esta dificultad con sesiones de reeducación, el resultado es positivoTrastorno fonológico:

El trastorno fonológico es un trastorno de la articulación, los niños y niñas con este problema tienen dificultades al pronunciar ciertos fonemas/ palabras. Puede deberse a que la zona cerebral que controla los músculos que trabajan para articular el habla está afectada. En ocasiones, no aparece esta disfuncionalidad en pruebas médicas, sin embargo, se concluye desde la observación clínica.  Una vez establecido el diagnóstico y diseñado el programa de intervención, se trabajarán las áreas que necesiten ser reforzadas. Según la importancia de la alteración, será conveniente trabajar en reeducación psicoeducativa y/o combinar esta intervención con la farmacológica/neurofisiológica. En este caso, el pronóstico es más optimista con un abordaje interdisciplinar.

 Trastorno especifico del lenguaje:

Es un trastorno que produce un retraso en el habla, que no está ligado a una deficiencia intelectual, los niños y niñas que lo padecen tienen un desarrollo más lento y precario de sus habilidades cognitivas. No obstante se puede reducir e incluso solucionar con la ayuda adecuada de un/a profesional.

Retraso simple del lenguaje:

Retraso en la aparición o en el desarrollo de todos los niveles del lenguaje (breve explicación de cada término), suele afectar a la expresión, aunque en algunos casos, también influye en la comprensión.  Los niños/as que más presentan este trastorno suelen comenzar a hablar de forma más tardía a la esperada, por otro lado, desarrollan más despacio de lo normal para su edad esta habilidad comunicativa.

Trastorno espectro autista:

Alteraciones que afectan al desarrollo infantil, generalmente afecta en tres áreas del desarrollo:

  1. a) Alteraciones en sus habilidades de comunicación y lenguaje, que no suele ser utilizado para compartir experiencias y vivencias, además de cierta pobreza o ausencia de la comunicación no verbal.
  2. b) Poca inquietud por desarrollar intereses, comportamientos y actividades. También pueden aparecer movimientos corporales estereotipados (aleteos, giros sobre uno mismo, balanceo, etc.)
  3. c) Alteraciones en sus habilidades de interacción social. Tienen dificultades para entender las convenciones y las normas sociales.

Síndrome de Asperger:

El síndrome de Asperger es un trastorno del desarrollo. Las personas que lo manifiestan tienen dificultades para iniciar y mantener interacciones sociales, no obstante sus habilidades cognitivas y del lenguaje se hallan en buenas condiciones. Es un tipo de alteración de espectro autista.  Mejora a partir de las sesiones de reeducación.

Trastorno de Rett:

El síndrome de Rett es un trastorno congénito que se manifiesta en un retraso en la adquisición del lenguaje, la coordinación motriz y retraso intelectual. No suele ser frecuente y normalmente, la detección es muy temprana

¿Alguna pregunta más?

Si tienes alguna pregunta, no dudes en ponerte en contacto con nostros.

Escríbenos