Begaze

 

La Plataforma DIDE, nos permite detectar, de manera temprana, indicios relacionados con un total de 35 dificultades del aprendizaje, dificultades que pueden afectar negativamente sobre el rendimiento escolar de sus hijos e hijas, en edades comprendidas entre los 2 y los 18 años.

Esta es la lista de algunas de las dificultades que actualmente están contempladas en la Plataforma DIDE, detectables todas ellas a los 4 ó 5 años de edad (algunas de ellas incluso desde los 2 años):

 

  1. Comportamiento y atención
  2. Conducta negativista y desafiante
  3. Dificultades de aprendizaje de la escritura
  4. Dificultades de aprendizaje del cálculo
  5. Dificultades de aprendizaje de la lectura
  6. Dificultad en el procesamiento de la información
  7. Memoria
  8. Razonamiento verbal
  9. Razonamiento numérico
  10. Articulación y pronunciación
  11. Dificultades en la adquisición del lenguaje
  12. Desfase significativo en el desarrollo del lenguaje
  13. Dificultad comunicativas, de sociabilización y empatía de la persona
  14. Dificultad en interacción social, inflexibilidad mental y comportamental
  15. Síndrome congénito

Dicho proceso de detección (o descarte) de dificultades puede realizarse de una manera masiva (a todo el alumnado del centro, sin distinción) o selectiva (a determinados alumnos o alumnas, por solicitud del profesorado o de los padres/madres que lo consideren conveniente a lo largo del curso escolar) y sin la intervención de los niños/as durante el proceso.

La detección de dificultades que ofrece la Plataforma DIDE consiste, no en un diagnóstico, sino en una pre-evaluación psicopedagógica, también llamada chequeo educativo DIDE, que se lleva a cabo con el control del orientador educativo y mediante la observación de quienes más tiempo pasan con los niños y niñas: ustedes (sus familias) y el profesorado, que deberán responder a una serie de preguntas relativas a muy diversos aspectos, de una manera sencilla y ágil (en papel o por internet), pudiendo tomarse el tiempo que necesiten para cerciorarse de qué opciones de respuesta a su juicio encajan mejor en cada caso.

Por supuesto, los indicios que se detecten con esta plataforma deberán ser contrastados con el diagnóstico que lleve a cabo el psicólogo o psicopedagogo externo al colegio. En ese sentido, y con todo, la plataforma DIDE:

    • Como herramienta de detección temprana de dificultades, contribuye a la prevención de otras muchas problemáticas derivadas de aquéllas (baja autoestima, frustración, fracaso escolar, etcétera).
    • Como mecanismo de gestión de dificultades, agiliza el proceso de detección y constituye un encauzador de este tipo de problemáticas.
    • Como sistema de comunicación, contribuye a mejorar la relación, la colaboración y la coordinación entre las familias, el profesorado y el/la orientador/a educativo/a.

Este/a último/a, pudiendo contar con toda la información relativa al niño o niña en cuestión –recopilada en un mismo entorno–, podrá, al mismo tiempo, distribuir a las familias y al profesorado las pre-pautas a seguir en cada caso, en función de los indicios de dificultades detectados, así como llevar a cabo un seguimiento de la evolución.

Al mismo tiempo, esta plataforma contribuye a ampliar y mejorar el conocimiento y la comprensión del profesorado hacia la situación de su alumnado, así como el conocimiento y la comprensión de los padres y madres hacia la situación de sus propios hijos e hijas.

¿Alguna pregunta más?

Si tienes alguna pregunta, no dudes en ponerte en contacto con nostros.

Escríbenos